miércoles, 13 de marzo de 2013

Forbrydelsen, tercera temporada: El adiós más oscuro



Hace unos días terminé de ver la tercera y última temporada (Temporada 1, Temporada 2) de esta serie danesa cuya imagen final me ha dejado la misma sensación que tuve cuando McNulty, ese inolvidable policía de The Wire, cogió su coche para salir de la ciudad. Es un adiós triste, oscuro mientras inician un camino hacia un universo que el espectador ya no podrá compartir nunca más. Y eso duele.


Por que Forbrydelsen (The Killing en la traducción inglesa), es una serie con una gran temporada, la primera, una segunda bastante regular y una tercera espléndida y que nos deja grabado a fuego a una Sarah Lund magistralmente interpretada por Sofie Grabol, firmando uno de esos personajes carismáticos que convierten cada una de sus peripecias vitales en algo imprescindible para los espectadores.


Y es que el personaje de Sarah Lund es el andamiaje fundamental de una serie que tiene todos los números para ser una más del montón de series de policías, pero que termina siendo una serie extraordinaria, una serie que nos sacude, que nos encoge el corazón, que hace que nos sintamos mal y, sin embargo, estemos deseando ver el siguiente capítulo.


En esta tercera temporada, se vuelven por el camino de la niña secuestrada, la familia que sufre por ello, la intriga político-financiera y los intrincados caminos de los oscuros intereses que se ocultan detrás de un hecho que combina el asesinato con el secuestro.


En ese terreno oscuro, de muchas sombras de todo tipo, de intereses bastardos, la angustia de la familia por el futuro de su hija es casi una disculpa para el desarrollo del resto del entramado y volver a disfrutar de la dimensión que los guionistas consiguen dar a los personajes.


Desde una aparente frialdad contenida cada uno de los personajes nos hace llegar con una gran nitidez los sentimientos que alberga en su interior, el desgarro, la soledad, la necesidad de entender, de resolver el enigma que devuelva a la niña a su familia, la desesperación por la falta de justicia.


Una complejidad que resume y magnifica el personaje de Sarah Lund, una mujer de la que se diría fracasada en el terreno personal y que cuando está a punto de ver la luz, se ve de nuevo arrojada a las tinieblas del crimen de las que ya no podrá salir hasta perderse en la lluvia.


En una Dinamarca en la que apenas si luce el sol, el final de la serie no podía ser otra cosa que sombrío, pero en medio nos ha dejado momentos enormemente brillantes. Hasta siempre Sarah.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes Razón, una de las mejores serie que he visto ... lastima que termino y no hay una nueva temporada, pero creo que es mejor así ...

MARTIN EDEN dijo...

A mí me ha impresionado su final. Y Sofia Grabol está más allá de toda alabanza en su interpretación. Lástima que no podamos saber nada más de Sarah Lund. Una parte de mí siempre la echará de menos.

Anónimo dijo...

Dios mío! Casi me haces llorar con tu comparativa entre el final de Forbrydelsen y el final de The Wire!!!
Pensaba que era el único que había visionado las 2 series y encontrado ciertos paralelismos entre Lund y McNulty (además del final de la serie).
Mientras que Lund no padece muchos de los defectos de mi personaje favorito nunca visto que es McNulty (alcoholismo,inconsciencia patológica...) sí comparte muchos otros defectos que dotan a un personaje de un bagaje tan patológico como maravilloso: Ambos son insubordinaos, ambos son unos policías de homicidios increíbles, ambos son obstinados hasta lo enfermizo (llegando a demoler su vida personal), ambos son adictos al trabajo, ambos gozan de un increíble instinto, ambos siempre van un paso más allá y no tiran la toalla, ambos son incómodos para las autoridades, ambos tienen superiores tocapelotas... Y podría seguir ad infinitum.

Solo me queda recomendar aquí (a quienes hayais llegado por Forbrydelsen) que si os sentís huérfanos por su final definitivo, os pongais con la mejor serie de la historia, la cual, por otra parte, tiene un protagonista que bien podría ser el hermano alcohólico y policía de sarah Lund.
Todavía no habeis visto THE WIRE?

Coño, no sabeis cuanto os envidio...

Anónimo dijo...

Y si habéis visto ambas... Bron/Broen, True Detective o The Shield